¿VALE LA PENA COMPRAR UN SEGURO DE VIVIENDA?

¿VALE LA PENA COMPRAR UN SEGURO DE VIVIENDA?

 In Real Estate

Comprar una casa conlleva muchos costos inesperados, y el comprador puede sentirse tentado a saltarse algunos detalles con el fin de ahorrar un poco de dinero. Para algunos, el seguro de vivienda puede ser uno de esos factores que quizás no sea obligatorio si la vivienda se compra en efectivo. Además, existen varias pólizas para elegir. Entonces, ¿vale la pena comprar un seguro de vivienda y cuánta cobertura es realmente necesaria?

 

Un seguro de vivienda (o seguro de propietario) no debe confundirse con la garantía de la vivienda, que es un contrato con una compañía de garantía que cubre el desgaste de elementos específicos de las viviendas, como el sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado o los electrodomésticos. Por otro lado, un seguro de hogar cubre los daños causados por incendios, granizo, delitos contra la propiedad y ciertos tipos de daños causados por el agua. Éste cubre tanto la estructura como las posesiones del propietario.

 

 

1. Comprender el seguro de vivienda

El seguro de propietario cubre su casa y sus posesiones en caso de desastre. Sin embargo, debe tener en cuenta que la cobertura de su póliza depende del costo de la reconstrucción de su casa desde cero, no del valor de mercado. Sus posesiones están generalmente aseguradas entre el 50% y el 70% del valor de su vivienda.

Si está financiando su casa, es muy probable que el prestamista le exija que compre algún tipo de seguro de propietario antes de que pueda cerrar la venta. Muchos prestamistas requieren que el propietario proporcione pruebas de haber comprado por lo menos un año de cobertura antes del cierre.

Sin embargo, el tipo de seguro de vivienda a comprar depende de sus necesidades.

 

 

 

2. ¿Cuándo está cubierto por su seguro de hogar?

Cada póliza de seguro es diferente y elegir la más adecuada a sus necesidades puede ser un proceso confuso. Si está sobre-asegurado, corre el riesgo de pagar demasiado dinero. Sin embargo, si usted está sub-asegurado, correría el riesgo de endeudarse en caso de que algo le pasara a su vivienda.

 

Los seguros de vivienda más comunes ofrecen cobertura en en el caso de los siguientes escenarios:

 

– Fuego y relámpagos

– Daños por granizo o tormentas

– Robo y vandalismo

– Daños por humo

– Objetos que caen, como ramas de árboles

– Daño por el hielo o la nieve

– Plomería, calefacción, aire acondicionado u otros sistemas domésticos congelados

– Vehículos (e incluso aviones)

– Disturbios o conmociones civiles

– Explosiones

 

Sin embargo, otros desastres naturales no están cubiertos, en particular las inundaciones y los terremotos. Si su casa está ubicada en una zona de riesgo, necesitará comprar una póliza de seguro por separado para estar cubierto.

 

La parte más importante del seguro de hogar es estar al tanto de las cosas que no están cubiertas. Por ejemplo, los objetos valiosos, como las joyas, a menudo sólo están asegurados hasta una cierta cantidad. Si algunas de sus posesiones valen más de lo que ofrece el seguro de hogar estándar, tendrá que cubrirlas por separado.

 

La cobertura adicional a menudo está disponible por una prima dependiendo del valor y la ubicación de su casa. No olvide que su póliza de seguro aumenta por cada reclamo que haga, así que escoja inteligentemente.

 

Comprar un seguro de vivienda es siempre una buena inversión y a menudo es obligatorio. Sin embargo, para mantener sus costos bajos, una buena práctica es tener un fondo de emergencia para cubrir cualquier cosa que el seguro no cubra, o incluso para pagar reclamos menores que harían que sus pagos subieran.

Recommended Posts
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt